Open Signal Panamericana

2021, Ginsberg Galería




Tanto en la televisión como en el cine, una pantalla es una línea que divide dos mundos. Separa al espectador de lo que ve. Están siempre recordándonos que un lado es real y el otro no. ¿Te has puesto a pensar de qué lado te gustaría estar?

Y si pudieras crear ese mundo que está del otro lado, ¿cómo te gustaría que fuera? Piensa en todo lo que te rodea. Piensa en el paisaje como un escenario, diséñalo. ¿Qué elementos tendría? ¿Qué formas? ¿Qué colores? Una línea separa pero también da inicio. Tanto en el dibujo como en la escritura, una línea está siempre a la espera de convertirse en imagen. Coge esa línea e inspírate en el recuerdo. Piensa en lugares que ya existen, fusiona unos con otros. Piensa en diferentes configuraciones. Agota todas las posibilidades hasta que digas “¡bingo!”. Elabora un guión para un paisaje. Mírate dentro de ese lugar.

La naturaleza que no ha sido creada por el universo, sino por una persona, es artificial. Has confeccionado ficciones naturales. Pero ese mundo que has creado no puede existir porque carece de movimiento. Llevas contigo un conjunto de acciones en pausa. Un puñado de postales inhabitables. Nada de eso es real porque el sol solo es el sol cuando tiene a la Tierra girando a su alrededor, porque la lluvia solo es la lluvia cuando las gotas se trasladan del cielo al suelo y el mar solo es el mar cuando se mueve. El movimiento es un indicador de que algo existe. ¿Habrá, entonces, alguna forma de habitar estos nuevos mundos?




︎ AHORA ︎ “Menú 1”, muestra colectiva en Fleisch (Madrid)